¿Por qué los niños necesitan construir cabañas?

/, blog/¿Por qué los niños necesitan construir cabañas?

¿Por qué los niños necesitan construir cabañas?

Por Paula Spencer Scott

¿Han construido tus hijos una fortaleza con cojines de sofá y mantas? ¿O una guarida secreta de ramas y arbustos? ¿Un fuerte de nieve?  Seguramente tú también lo hiciste. ¿Recuerdas lo bien que te sentiste al tener tu propio espacio secreto con sus propias reglas?

Probablemente te estabas divirtiendo demasiado para preguntarte cuanto bien te estaba haciendo.

snow fort-fkr

 

“Construir cabañas, fuertes secretos, guaridas, y casitas no es un juego cualquiera. Es un impulso universal que está enraizado en la psique infantil y forma parte del desarrollo saludable de los niños”, dice el educador David Sobel de la Universidad de Antioch de Nueva Inglaterra, el investigador que más ha estudiado este comportamiento infantil.

Los niños de todo el mundo organizan estos “lugares especiales”. Los ha encontrado en bosques, cañones, desiertos, orillas de los ríos, setos, campos de nieve, también en patios, sótanos de casas, en pisos, todos ellos pequeños mundos dentro del gran mundo.

“Es algo que simplemente ha sucedido siempre -dijo Sobel. Ahora el impulso sigue ahí en los niños, pero las oportunidades de dar rienda suelta a esa necesidad ha disminuido. Los niños juegan menos fuera de casa y dentro, y están más tiempo conectados a las pantallas, dice Sobel, autor de Children’s Special Places: Exploring the Role of Forts, Dens, and Bush Houses in Middle Childhood. Por lo tanto los niños más pequeños tienen menos oportunidades de imitar a los niños mas mayores, que es la forma en que cualquier juego pasa de generación en generación.”

 

cabaña en el bosque

 

Por qué construir cabañas es tan importante

La necesidad de crear sus propios espacios especiales -dice Sobel- comienza alrededor de 5 o 6 años “cuando dejan de creer en Santa Claus” y termina por 12 o 13 “cuando empiezan a mirarse en el espejo” .

Al principio, las fortificaciones se construyen en el interior, con cojines y almohadas, por ejemplo. Alrededor de los 9 años, los niños empiezan a querer alejarse más de la vista de los padres. ¿Una casa club en los arbustos hacia atrás? ¡Lo mejor!

Desde el punto de vista del desarrollo, dos cosas importantes están sucediendo durante estos años de la niñez media que generan este deseo:

1) Están descubriendo su mundo cercano. Los niños quieren aprender cómo encajan todas las piezas de su vida: los paisajes, las carreteras, el barrio, el hogar … y su lugar en él. “Ellos quieren juntar todo, como un rompecabezas”, dice Sobel.

2) Se están volviendo más independientes. Los niños también están empezando a crear un yo separado de lo definido por su familia y sus padres. Ellos anhelan su propio lugar separado en el mundo.

“El lugar especial en el exterior sirve para simbolizar ese lugar interno especial“, dice Sobel. Es su propia crisálida privada.

 

Es realmente divertido

Además de satisfacer esta necesidad como parte de su desarrollo, los niños adquieren otros muchos beneficios:

  • Madurez, independencia y autoconfianza

  • Habilidades cognitivas, como la resolución de problemas, planificación e imaginación

  • Habilidades sociales, como cooperar y negociar

  • Habilidades prácticas

  • Mucho ejercicio, tanto al contruirlo como al jugar

  • Amor al aire libre, y aprender sobre el mundo natural

  • Liberación de estrés: Un fuerte es, literal y figurativamente, una defensa contra todas las fuerzas del mundo exterior (y un lugar privilegiado para soñar despierto).

     

Como podemos apoyar:

Al igual que todos hicimos una vez, tu hijo podría tomar algunos palos -o algo parecido- y empezar a construir. Si no, hay maneras fáciles de animar las cosas.

mantas

 

Animar pronto el jugar a las casitas. Puede ser tan simple como lanzar una manta sobre una mesa para crear una cueva acogedora- es una forma temprana de juego que incluso a los preescolares les gusta. “Empieza en el interior y luego se mueve fuera, y luego cada vez más lejos,” a medida que los niños crecen, dijo Sobel.

palitos

Dejar al alcance de los niño materiales adecuados. Cualquier cosa puede despertar la imaginación de un niño, desde cintas adhesivas y cajas de cartón hasta materiales de construcción de desecho.

Asegurate de que tienen algo que explorar “Los niños necesitan tener acceso al mundo natural; es parte del proceso -dice Sobel- y para eso los padres necesitan tolerar un poco de libertad”.

Considera escenarios más organizados, también.  Algunos campamentos incluso tienen un currículo en torno a la construcción de fortalezas. Sobel apunta a los programas de campamentos de verano europeos donde los niños construyen pueblos enteros en los que viven. ( “Un poco como Burning Man”, observa.) Cada vez más, las escuelas independientes están alentando el fortalecimiento en sus espacios de juego libre en este sentido porque conocen su valor, dice Sobel, autor del libro Nature Preschools y Forest Kindergartens.

Privado! Prohibido entrar!

 

primos

 

 Después de escuchar a Sobel sobre la importancia que la construcción de cabañas para los niños, no podía dejar de recordar la “casita” que mi hermana y yo hacíamos en el lago cada verano, las cabañas de palos que mi hija y sus amigos construyeron en el patio de la escuela. ¡Tantas aventuras! ¡Con prácticamente nada! Como mamás y papás, apenas necesitamos crear las circunstancias … y dejarlos sueltos. Ellos sabrán qué hacer a continuación.Por Paula Spencer Scott

Traducido de:

Why the kids need to build forts

 

By |2017-02-08T18:34:23+00:00noviembre 17th, 2016|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies